domingo, octubre 08, 2006

A cada cochino le llega su domingo...


...y esta tarde le llegó a este, sin nada en el estómago por culpa de la crisis, con el corazón y las vísceras al descubierto y elegantemente enmarcado, cosas de la vida pués...

(Homenaje a nuestro maestro y amigo El hombre cochino)

Martín

2 comentarios:

Maito dijo...

Este cochino ha sido más de una vez víctima de una lobotomía... desde este ángulo el fotógrafo y Dr. Menguele que lo operó disimula su cicatriz, muy bien suturada con tirro en la corona del cochino cráneo... que vivan los cochinos, los domingos por la tarde (algunos) y los marcos dorados

ignacio dijo...

Oink oink oink!

Al caballero Martín le ha dado por coleccionar animales y bichos en marcos dorados. Aquí a mi lado tengo una chiripa de lo más elegante con su firma. ¿Será que su actividad es parte de alguna estrategia publicitaria de los 150 años de la ONG? Que viva el chicharrón, Maito, que viva el chicharrón.