miércoles, octubre 25, 2006

Salto y nuevo asalto

















Queridos compañeros tallerabiertistas:

Aquí estoy y aquí lo digo, aquí lo pinto y ya diciendolo, lo vuelvo a decir. Reaparezco cantando la canción "no estaba muerto/estaba de parranda", bailando vuelvo de donde no hay regreso, del presente más exacto, pleno de días álgidos en emoción y panorama. Y sinceramente me siento sorprendido por el repentino y maravilloso florecer que observo ahora en Silopinto Nolodigo. Aplaudo valiosos regalos como los de nuestro cercano señor RA (quien algún día -espero- nos revele el secreto de su barba y nos presente a sus amigos Man Ray y Josef Koudelka), obsequios como los de nuestra pelilarga y luminosa Liu, quien cada vez más veo adentrarse los sábados en esa dimensión misteriosa que es el laboratorio de fotografía, en el que se oscurece y se ilumina al mismo tiempo como en un eclipse, o palabras como las de nuestra queridísima y contundente Carolina Muñoz, que resultó no ser la que mira para arriba sino para los lados, nos aúpa a destruir la imagen para vivirla desde adentro como quehacer vital y necesario de conciencia y aprendizaje, hasta finalmente nuestra delicada y hermosa Maito posando ante miles de telespectadores aburridos y hambrientos, nos enseña sobre lo más íntimo de su vida y apoya la idea de una nueva dinamica de grupo para el blog.

Vuelvo aquí y entono esta canción de celebración y resurrección. Y sigo bailando los días siguientes. Pues venir aquí es contagiarme las ganas de andar y de moverme, como fotografo o guabina, bien alto por darle continuidad a este hermoso nuevo intento de compartir nuestras angustias y alegrías por y en la fotografía.

Lo que propongo es que se sume la gente a la pintada y a la hablada. Por ahí le dí el "Manual no-oficial para manejar el blog" a Jorge Santos (el hombre de la luna) y también a Francis Mora y a Yaneth Rivas. Si se fijan en el menú de la derecha, verán un listado de todos los links con las imagenes que el señor RA ha ido publicando poco a poco de las fotos conque iniciamos el otrora taller abierto. Hace días llegó a mis manos la edición de la Revista Veintiuno en donde aparecemos varios de los tallerabiertistas con varias de estas imagenes, por acción filantropica del señor RA y Garcilaso Pumar a los que a ambos les extiendo mis más sinceros agradecimientos como también a todos los demás tallerabiertistas, hay que seguir echandole fuego a la chimenea. Esta madrugada les confieso que por eso estoy sumamente emocionado y también por unas fotos recientes que acabo de revelar de un viaje que hice a Coro con la Corporación en la que vivo metido.

Es de madrugada y puedo escribir y escribir y escribir. Nada me detiene salvo el crepusculo. Parafraseo al señor RA cuando dice que es un privilegio habernos encontrado. Agrego que hay que aprovechar este momento para decir todo lo que queremos decir, si así podemos. Desarrollemos esa destreza que es ser precisos en el habla. Salgamos a la caza del Sentido. Una fotografía pertenece a esa zona selvatica de la realidad que es la dimensión no-verbal. Por ende, lo dicho sobre una fotografía debe ser tan preciso como "lo ya dicho en eso no dicho" en una fotografía. Pues podemos pecar de habladores y opacar la voz tenue pero aguda de la imagen. Por eso, el ejercicio de este blog, al menos para mi, es eso: pintarlo y decirlo y callarlo y volverlo a decir y borrarlo y huir y volver en silencio y armar un escandalo. Quisiera llegar un día a sentir ese silencioso e inenarrable estupor que es el entendimiento.

Termino pues, con la noche a cuestas y los gatos chillando a lo lejos, dejandoles con una foto elocuente, un hallazgo reciente, el autor se llama Kerry Skarbakka, es parte de esa pista que le sigo a eso que insistentemente llamo Fotoperformance y que poco a poco voy recopilando parte de sus huesos. También, endeudado con la reflexión, la critica y los comentarios de lo publicado, les dejo la promesa de que estare cerca, más aún, aportando con más fotos, más textos y más poemas, pues me siento segurísimo de que es todo lo justo y necesario para seguir adelante, hacia lo que vislumbran todos estos destellos.

Mi tremendo afecto para todos.

Ignacio.

2 comentarios:

"Ayyyyy... Ignacio queridooooo..." dijo...

Tu gata loca se vuelve más loca con tus palabras que se deslizan como pies con medias sobre un piso recién pulido. Que sigan tus retornos estilo Big Bang.

Carolina Muñoz

Maito dijo...

Aaaaah no, tu se lo pones muy dificil a uno Ignacio, eso de dejar cualquier comentario escrito después de leer un texto como ese simplemente no se puede.
Claro, a menos que uno sea Caro Muñoz.