lunes, septiembre 25, 2006

Dedicacion vs. Guabineo





Hola gente, es Carolina Muñoz, me robé un tiempito asi que aprovecho de publicar unas imágenes.
El graffiti refleja mis pensamientos durante gran parte del día (una mezcla de lunes y caos laboral).
La imagen de la "maja" desnuda detrás (ojo, no delante) de una cámara me pareció singular y me encantaría averiguar quién la tomó y por qué. Sobretodo porque es una imagen antigua.
La tercera imagen es un autorretrato dominguero, sin ninguna intención más que el placer de presionar el obturador y observarme un poquillo.

El título de mi post tiene que ver con la angustia que siento por no dedicarle más tiempo a la fotografía. Esto se hizo mucho más evidente el viernes pasado cuando mi padre me preguntó si yo no le estaba dedicando DEMASIADO tiempo a la fotografía... obviamente todo es un asunto de percepción.

¿Y ustedes? ¿Guabinean ó están de verdad dedicados?

Ciao ciao.

4 comentarios:

Maito dijo...

Querida Carolina, bienvenida al blog!
que buen autorretrato... yo por mi parte guabineo, y también me angustio... c'est la vie cherie!

ra dijo...

Yo considero el "guabineo" una actividad necesaria pues la angustia siempre se presenta sola. El grafiti pense respondía a una razon como la que expones, pero lo que mas me gusta es tu pregunta de quien tomo la foto y porqué la tomó. Pienso que la cámara estaba en el estudio y la foto es una travesura. En los 1920 en los que está tomada la foto (fijate en los zapatos) las sesiones de fotografía de estas modelos eran largas y extenuantes. Había que posar para cámaras grandes y emulsiones lentas. Las fotografias se hacian para un público que las compraba en forma de postales y a veces en ampliaciones 8x10. Ahora porqué tomó la foto el fotógrafo? Porque lo era!!! Y porque era una travesura de momento pues las mujeres casi nunca estaban detrás de una cámara y mucho menos desnudas. Es un chiste de "hombre" de época. Tu auto retrato me costó descifrarlo... cosa que hasta me decepcionó pues lo que veía cuando no sabía lo que era era de lo mas intrigante...Pero estoy de acuerdo con Maito... es muy bueno... quiero ver mas...Guabinea más...

ignacio dijo...

Señorita Carolina, la muchacha que se la pasa viendo para arriba. Nos has traído unas fotografías estupendas. La primera foto me parece, como dice el señor RA, un snapshot travieso. Se me hace bastante divertida pues puede suceder con esta imagen que se cree un mito sobre "las fotografas desnudas del siglo cataplum". Si tienes más de estas fotos, puedes hacer un buen negocio con el Gusano y con Nelson Garrido, sé por fuentes confidenciales que ambos son afanados coleccionistas de barajitas con estos motivos: muchachas desnudas, gallinas degolladas, chicharrones pelúos, santos bizarros, etc. Lo del guabineo, tomatelo en serio. Quiero decir, dedicate al guabineo a tiempo completo. Podríamos fundar una Escuela del Guabineo Fotografico y tú te encargas de dar una clase que se llame "Autorretratos ambiguos los días domingo". Maito podría encargarse de la sección de los angustiados y darles paletas de helado efe. Por ahí va que lleguemos al vislumbre del relampago, de esa excepción que ocurre cuando vemos algo cuando ha sido fotografíado, ese cambio de dimensión, ese milagro al decir de Koudelka, ese eclipse a mi decir. Vuelvo aquí, con movimiento de guabina, a darte y darles animos y porras. Si a cada cochino le llega su sábado, ¿tú crees que a Carolina le ha llegado su domingo? Al verte en ese autorretrato, no lo creo. Hasta se ve bonito con sucito y todo. ¡Arriba el guabineo creativo! Ignacio.

ra dijo...

te la comistes Ignacio!