martes, septiembre 12, 2006

Ignacio Perez







Estas dos imágenes las mandó Ignacio Pérez. El pensó que las imagenes debian ser de diversa procedencia pero este autoretrato es de él. La otra imagen "hombre" él nos tiene que aclarar quien es el autor. En la segunda parte del taller Ignacio trajo otras fotos, todas suyas que son aún mas personales... ya las veremos mas adelante.

Ignacio me mando una carta de la cual quiero publicar un extracto:

"Si algo he de confesarte acerca de tu manera de dar clases en el taller pues eso es decirte que creo que sencillamente has conquistado una manera tuyísima de asomarle el cogote a uno por las rendijas de su propio conocimiento a ver si alcanzamos vislumbrar que todo lo necesario para nuestra busqueda esta aquí, a nuestro lado, siempre. Que tomar desiciones es crucial. Que elegir es rechazar. Que la sinceridad es algo que conmueve. Quizás pueda añadirte cosas como que el tiempo que le dedicamos a la observación y analisis de cada trabajo fotografico no siempre fué el más justo. Que algunos asumieron tus enseñanzas como verdades absolutas y se asustaron y se fueron, como es natural. Deberias pensar en "autosuicidarte" algún día como maestro de fotografía y resucitar, no sé, es una sugerencia, ve a ver que pasa. En tus palabras se siente el verbo ancestral de los Armas, tu arma secreta. Tú sabes usarla. Afina tu punteria. Si es de quemarnos por completo con gasolina, que así sea. Sé que al final del taller quedaste exhausto. Hay un koan que dice que el donante debe ser el agradecido"

6 comentarios:

maito dijo...

Que se puede decir después de leer esa carta... Ignacio silopintastambiéndilo por favor, si no el autosuicidio será en masa

.DeMenTia dijo...

la foto k mas me gusto de ignacio no se encuentra aki..
es la ultima de la serie de "me pongo la camisa de hombre"
*de verdad esa me encanta*

L i u x x

Ignacio dijo...

"El suicidio como autarquia, hágalo usted mismo..." dijo antes de morirse Gesualdo Bufalino.

Ningún hombre, mujer, animal o insecto morirá en este blog.

Vengo a decir lo que tengo que decir.

La primera foto es efectivamente un autorretrato. Es una de las fotos que he hecho que más me inquieta. Hasta ahora, después de dos años de obsesiva y divertida actividad, me refiero a hacer fotos, no había conseguido un "sujeto" con más interes para mí de investigación y exploración que mi propio cuerpo y mi propia identidad. Lo confieso, es vanidad de la más alta. Pero es un acto conciente. Lo busco, hago que aparezca. Recuerdo que tuve mucho tiempo temiendole a los espejos. Nunca lean a Borges con un espejo cerca. En fin, creo que esta foto cumple con mi principio filosofico de pacotilla que dice: una fotografía es un eclipse. Como muestra la cosa, la oculta. La miente y la confiesa. La fotografía es un espacio para reflexionar sobre lo que te de la gana. Yo me escogí a mi mismo un día que estaba aburrido. Desde entonces, me estoy divirtiendo como un loco.

Ignacio dijo...

Sobre la segunda fotografía, la del hombre tirado, estoy siguiendo el orden de abajo para arriba, fué un hallazgo en la calle del más bonito. En aquel tiempo andaba solo por las calles tomando fotos a cualquier cosa, a todo lo que se moviera, a lo que fuera. Como a la gente sola, tenía muchos fantasmas encima persiguiendome. Uno de esos eran los mendigos, los indigentes. Quizás en algún momento son como una especie de cliché de tema fotografico. Lo que me sucedió fue, al menos para mi, verdadero. Me encontré un día con el libro "Exodos" de Sebastiao Salgado. Lloré como gato. Sus imagenes me tocaron bien adentro. Salí a la calle y tenía el vivo deseo de ver la belleza de lo terrible, como Salgado. No sé que más decir, esta foto la tomé frente al Museo Cruz-Diez, en la Av. Bolívar, en uno de los laterales del Paseo. Como se puede ver, no tenía gran manejo de los artilugios de la camara fotografica. Solo me dejaba sorprender por el magma caliente de la realidad, y cataplum, disparaba aquella cosa.

Hay una frase de un poeta a quién leo frecuentemente que dice justamente de esa relación particular con la pobreza:

"Los pobres son nuestro espejo, el dedo que nos estigmatiza, acusándonos. Son el Otro que nos interpela: Dios mismo. La espiritualidad del oír consiste en escuchar al pobre".
Armando Rojas Guardia,
El Dios de la Intemperie

Ignacio dijo...

Bueno, la tercera foto esta llena de esa fiesta en la que me siento participe. Y es que descubrí un buen día mi cuerpo como quién descubre un reino.

Ya que estoy de citas, citaré de nuevo a mi amigo Armando con otra frase con la que mucho tiempo mantuve dialogo y reflexión:

"Nunca estamos solos. Fuimos invitados, al nacer, a la aventura de la conversación metafísica".

Como el nombre de este blog, siempre tuve la obsesiva manifestación de mis pensamientos en forma escrita. Si no lo hubiera hecho, mi psique en cualquier momento hubiese reventado, como una patilla piche. Por ahí empecé a escribir poemas. Y escribiendo poemas, otras veces intentando accionandolos, performanciándolos, viviendolos en carne propia, entendí lo que era, como diría Ricardo, la más Alta Trascendencia del Poema: decir lo no dicho, decir diciendo lo indecible. Eso era para mi un reto, una obsesión.

Una vez alguien me dijo que dios era nomás que una interlocución.

No soy un hombre cristiano, con todas las de la ley. Me gusta más bien jugar a que creo en cosas que no son de este mundo.

Me tomé estas fotos un día que estaba bien triste y había bonita luz natural, como la que me gusta. Me puse los cachos y comencé a tomarme fotos. Empezó jugando, después me di cuenta que estaba tratando de decir algo que no sabía: algo como de diablo, como una conversación del diablo con dios. No sé. Esta foto también me inquieta. Conforma una serie de Fotoperformances que espero que pronto Ricardo publique en este blog pues es lo que actualmente me dedico a investigar. Fotografía y Performance. Por ahí va la cosa.

Ignacio dijo...

Ah, un dato importante es que es una serie de 7 fotos y tienen una secuencia. Cuando las vimos en el taller, recuerdo que alguien me preguntó si yo hacía videos. Pues creo que si. Quiero tratar de hurgar esa frontera que hay entre el video y la foto fija, en la fotosecuencia y la secuencia animada. Una de mis referencias es Duane Michals. También he visto algunas cosas de Antolín Sanchez. Si saben de algo, no lo pinten. Diganlo por aquí. Se les agradece. Besos en la mejilla. El diablo.